El complejo de superioridad: 10 señales de que lo tienes

Cuando un individuo se comporta de manera superior, se debe a un sentimiento subyacente. Esta persona es superior porque piensa que la otra es una amenaza.

Está claro que le falta confianza en sí misma y autoestima. Desde cierto ángulo, considera que los demás descubrirán que no es tan fuerte como dice.

Entonces se comporta de una manera que la hace sentir mejor que los demás. Este rasgo de carácter no difiere realmente del complejo de inferioridad.

Este trastorno de la personalidad puede desarrollarse entre los 5 y los 12 años. En esta etapa de desarrollo, el niño busca aceptación y validación.

Ver también: La voz baja: ¿Indicio o señuelo de nuestra personalidad?

Sigue leyendo el artículo para descubrir los 10 signos que demuestran que sufres complejo de superioridad.

¿Qué es un complejo de superioridad?

mujer seria posando

Un complejo de superioridad es un término de mecanismo de defensa psicológica acuñado por Alfred Adler. Su desarrollo en forma menor es de alguna manera inevitable en algún momento de la vida.

Utilizamos este tipo de complejos de vez en cuando para hacer frente a determinadas situaciones.

Pero hay gente que puede sufrir de forma crónica y no tener ni idea. Paradójicamente, los complejos de superioridad nacen de inseguridades muy arraigadas.

Según los expertos, esta actitud pretenciosa y el sentimiento de inferioridad son solo dos manifestaciones diferentes de los mismos problemas de autoestima.

Los complejos de superioridad crean una variedad de problemas de comportamiento y pueden dificultar la conexión plena con los demás.

Ver también: 10 cosas en nuestro comportamiento que son repulsivas

1. Tienes problemas de ansiedad

mujer ansiosa sentada en el sofá

Las personas en este orden a menudo desarrollan problemas de ansiedad debido a varias cosas, como la sobrecompensación. Hay un conflicto entre su verdadero yo y la imagen proyectada.

Siempre es difícil para ellos hacer frente a estas dos personalidades, pero las sesiones de desarrollo personal pueden ayudarlos mucho.

Tener un complejo de superioridad no siempre convierte a alguien en una mala persona. Es posible superar estos sentimientos, este complejo de inferioridad subyacente.

Solo tienes que estar dispuesto a reflexionar sobre ti mismo y hacer cambios positivos. Entonces, ¿cómo puedes superar esto?

Trate de identificar y adoptar al menos una fortaleza en todas las personas con las que trata.

Cada persona es diferente, por lo que es al permitir que los demás se defiendan por sí mismos que aprenden y crecen.

Lectura relacionada:  Crisis de la mediana edad y rechazo del cónyuge: ¿qué hacer?

Antes de criticar, desarrolle preguntas que puedan ayudar a la persona a reconocer sus errores por sí misma. Recuerda cómo haces sentir a las personas que te rodean.

¿Es bienestar? Si solo criticas, siempre te llamarán malo y tus comentarios serán descartados como negativos.

2. Nunca te equivocas

mujer discutiendo con hombre

¿Siempre quieres demostrar que los demás están equivocados? Pero ¿por qué te sientes así?

En pocas palabras, no estás realmente feliz con quien eres como persona.

En lugar de lidiar con estos sentimientos, en esencia, estás eligiendo mostrar una versión perfecta de ti mismo.

Las personas que padecen este complejo no pueden deshacerse de la imagen de sí mismos que intentan crear para los demás.

Una persona acomplejada siempre encuentra la forma de generar una compensación a su sentimiento de inferioridad.

Estas personas no saben que aceptar rasgos de personalidad negativos significa aceptar sus imperfecciones.

Desafortunadamente, cuando una persona sufre de un complejo de superioridad, admitir sus errores solo arruinaría esta versión falsa de sí misma en la que confía.

3. Sigues siendo el beneficiario

Mujer rubia consciente mirando a distancia

Detectar quién todavía siente que tiene todos los derechos es difícil en los adultos.

Esta incapacidad para usar la inteligencia emocional y tener una vida social equilibrada proviene de una infancia complicada.

Por ejemplo, una abuela puede darle a su nieta todas las cosas materiales que quiere, pero no la educación emocional y mental que necesita.

Como resultado, el niño crecerá y se sentirá con derecho a obtener todo lo que quiera. No se le enseñó la moral y las normas, pero aún así, se le dio todo.

¿Ves adónde puede llevar este tipo de educación a los niños? Tienen una falta de responsabilidad y una dependencia emocional bastante flagrante.

4. ¿Eres extremadamente controlador?

mujer confiada posando

¿Busca a menudo liderazgo en el trabajo o en grupos? ¿Dejar ir es difícil para ti y te gusta afirmar tu dominio?

En una posición de poder, actúas de tal manera que los demás te temen en lugar de respetarte.

Perder tu condición de líder puede causar grandes estragos en tu vida.

También tienes una falta de sentido de comunidad y no come nada. Si pierdes el control, sientes que has perdido tu superioridad.

De hecho, según tú, tu nivel de importancia depende de tu capacidad de autocontrol.

Lectura relacionada:  14 técnicas psicológicas para recuperar a tu ex

Pero este no es el caso, al ser extremadamente controlador simplemente demuestras que tienes complejo de superioridad.

5. Condescendencia

mujer seria hablando con un amigo

Un grado poco saludable de superioridad puede ser la razón por la que hablas o actúas con condescendencia.

¿Crees que eres más inteligente durante las conversaciones y creas definiciones de palabras que otros encuentran demasiado complicadas?

El complejo de superioridad está muy acentuado cuando un individuo es condescendiente.

Este tipo de personas a menudo chismean sobre otras personas que consideran inferiores o se niegan a asociarse con ciertas personas. A veces son las personas de bajos ingresos a las que evitan.

Según ellos, esta condescendencia los beneficia de muchas maneras. En las redes sociales, a menudo nos encontramos con este tipo de personas, especialmente durante el covid-19.

6. Usas “yo” y “mi”

dos mujeres hablando en el sofá

Cuando sufres de un complejo de superioridad, piensas en términos de… ti mismo.

Cuando se trata de discutir eventos, situaciones o relaciones, eres egocéntrico.

Estas personas, a veces consideradas como pervertidos narcisistas, siempre intentarán hacerlo mejor que los demás.

Cuando se enteran de los logros de alguien, intentarán hacerlo mejor y se pondrán en el centro de atención.

Si ves a alguien así, recuerda que en realidad no es un problema de salud mental, es más común de lo que pensamos.

7. Te comparas constantemente con los demás.

mujer con gafas en mentes profundas

Debido a que la autoestima se basa en los demás, una persona con complejo de superioridad no puede resistirse a compararse con quienes la rodean.

Se siente derrotada por los logros de otras personas porque, para ella, significa que no es buena en eso o que falta algo en su vida privada.

En la superficie, dejarán de lado los logros de los demás para distraerse de su propia falta de autoestima.

Este tipo de personas no se dan cuenta de que hay suficiente éxito para todos y que el sentimiento de superioridad no les llevará a ninguna parte. En resumen, ser feliz por los demás es tan bueno para uno mismo como para ellos.

8. Desafías a la autoridad

hermosa mujer confiada sonriente

A menudo, aquellos que sufren de problemas complejos de superioridad desafían la autoridad. De hecho, creen que están por encima de la ley y que pueden hacer lo que quieran. desear.

Algunos de ellos piensan que nunca serán atrapados haciendo cosas malas. También son discretos en sus amistades, familia y relaciones.

Lectura relacionada:  Dolor de hombro: significado emocional de la tendinitis

Todas las leyes y construcciones sociales no tienen nada que ver con ellos. Algunos incluso piensan que podrían ser inmortales.

Es un poco exagerado, pero te sorprendería hasta dónde llegará su superioridad.

9. Tu estado de ánimo cambia rápida y frecuentemente

mujer preocupada parada frente a la ventana

Si tienes un complejo de superioridad, probablemente sufras una lucha constante entre la inferioridad interna y la necesidad de parecer dominante en el exterior.

No es de extrañar, entonces, que estos sentimientos puedan chocar y causar cambios de humor drásticos. A menudo no reconoces este problema de autoestima en ti mismo.

Es difícil para ti comprender tus emociones y por lo tanto no puedes controlarlas.

Esto puede tener efectos desafortunados en su salud mental mientras luchas por conectarte con tu verdadera identidad.

10. Te falta empatía

mujer seria posando en la calle

Las personas con complejo de superioridad suelen tener dificultades para tener compasión por los demás.

Están consumidos por sus propias inseguridades y están demasiado ocupados trabajando en su autopercepción para tratar de comprender a los demás.

Su falta de empatía los hace parecer fríos y calculadores, o como si estuvieran demasiado preocupados por sus propios intereses.

A pesar de todos los aspectos negativos, tener un complejo de superioridad no te convierte en una persona horrible.

Es solo parte de un dolor emocional complicado y una sensación de insuficiencia.

Y, para algunos, la terapia puede ayudar a superar estos sentimientos y recuperar el sentido de autoestima.

Complejo de superioridad: cambiar las cosas

Si bien superar este complejo de superioridad no es fácil, es posible.

Como dije antes, esto suele ser un acto de equilibrio. Cuando sienta alguna de estas características con usted, deténgase y pregunte por qué.

En cuanto a los que conoce, puede decirles lo que están haciendo y ofrecerles ayuda y apoyo.

Entonces depende de ellos decidir hacer ese cambio.

Tómese un tiempo y comprenda estos puntos para que usted, sus amigos y familiares puedan beneficiarse de ellos e incluso ayudar a otros también.

El complejo de superioridad: 10 señales de que lo tienes

Gracias por leer verdayalma.com. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario